Presentaron un plan para crear 700.000 empleos con el campo

Fuente: Diario La Nación

El plan de Coninagro apunta a crear 700.000 puestos de trabajo en tres años.

«Si liberamos la potencia del campo y las economías regionales, podríamos producir 150 millones de toneladas, llegar a US$100.000 millones de exportaciones y crear 700.000 puestos de trabajo (en tres años)», dijo Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, la entidad que agrupa al sector cooperativo agrario de Argentina y que presentó hoy su Acuerdo para la Inversión Productiva y el Empleo ante el ministro de Agricultura, Luis Basterra. El documento fue lanzado como una convocatoria de carácter multisectorial, busca generar confianza para frenar la caída del PBI, recuperar las pymes, rediscutir la estructura demográfica rural, entre otros ejes económicos y sociales.

«Apuntamos a un crecimiento del PBI del 3% con la captación del 5% de los ahorros ociosos de los argentinos», comentó Iannizzotto. Según Coninagro, los datos oficiales indican que los argentinos tienen alrededor de 220.000 millones de dólares «bajo el colchón». «Si el 5% de los ahorros fuera del sistema fueran al sector, hay un montón de proyectos que crearían mucha producción y puestos de trabajo solo con una inversión de mediano plazo, sin que le regalen nada al productor», estimó Julián Costabile, técnico de la entidad.

Para lograr ese ambicioso objetivo, el plan define una serie de ejes a trabajar. El primero: federalizar la economía. «Esto significa ver de qué manera podemos establecer acuerdos en el funcionamiento económico, financiero, impositivo y laboral de las diferentes regiones. La diversidad del país puede ser una oportunidad para expandirlo», explicó Iannizzotto.

En segundo lugar, se contempla la importancia de «un acuerdo que consiste en mercado interno más aumento de exportaciones», es decir «reactivación del consumo local para proteger el salario, e inversión productiva para generar empleo y exportaciones».

«Con los incentivos necesarios, las economías regionales podrían aportar 25.000 millones de dólares en aumento de exportaciones», aseguró Iannizzotto.

Otra cuestión de importancia es la impositiva, a la cual Iannizzotto calificó de «urgente». El texto del acuerdo dice que «las retenciones no ayudan al crecimiento económico y deben ser eliminadas» y que es necesario «socorrer a los pequeños productores de las cadenas y a las economías regionales». En ese sentido, se propone la creación de un fondo de recupero de pymes.

Finalmente, se destacaron otros ejes del acuerdo. Entre ellos, la educación rural y la conectividad, dos elementos clave para generar «empleo, equidad, arraigo y sustentabilidad», según el documento, que afirma la necesidad de «un plan educativo especial con tres ejes, contenidos curriculares acordes a las características y oportunidades de la zona y región, inclusión tecnológica y sistemas para la formación del docente rural».

En lo que concierne a la reestructuración demográfica, Coninagro resalta que solo el 7% de la población vive en zonas rurales y que habría que «desincentivar las corridas hacia los centros periurbanos y repensar el esquema demográfico actual».

También se habló de una «nueva colonización» que permita que tierras fiscales se vuelvan productivas y se integren a los núcleos productivos.

Asimismo se enfatizaron las ventajas del asociativismo, que permitiría gestionar con pocos recursos, y las posibilidades que tiene la Argentina en el sector de la biotecnología. Argentina puede ser una biopotencia, por la generación de biomateriales, biomasa y bioenergía en el sector agroindustrial, hoy no explotado en todas sus posibilidades», dice el texto del documento.