Por la fuerte tracción de China, Argentina aumentó casi un 300 % las exportaciones de carne en 10 años

Fuente: Agrofy News

Las exportaciones de carne cerraron el 2020 con un total de 900 mil toneladas comercializadas. De este total, China significó el mayor comprador.

Si bien el volumen exportado aumentó, el ingreso de divisas fue menor. Esto se debe al precio que pagó el consumidor por la carne argentina. Desde el Mercado Rosgan señalaron que el ingreso de divisas generado se contrajo a USD 2.710 millones, un 12,5% menos que lo generado en 2019 con casi 3.100 millones de dólares.  Las exportaciones desde 2010 aumentaron un incremento del 285%.

Al mismo tiempo, explicaron que, si bien las cifras del mes de diciembre resultaron un 22 % inferiores a lo registrado en 2019, el promedio del último trimestre permite inferir que Argentina aún continúa muy bien posicionada para superar el millón de toneladas. Desde Rogan se preguntan, ¿cuánto de ese posicionamiento depende verdaderamente de nuestra propia tracción exportadora y cuánto de la demanda?

Para Argentina, China es el mayor comprador de carne alcanzando el 75% de las exportaciones totales del país. “Aunque las perspectivas de crecimiento de este mercado se mantienen muy sólidas, el alto nivel de concentración registrado en un solo mercado, nos sitúa en una posición de debilidad al momento de proyectar escenarios futuros. No existe en estos momentos otro exportador de carne vacuna que presente tal nivel de concentración hacia el mercado chino”, sostuvieron desde el informe.

Desde Rosgan elaboraron un análisis del aumento de las exportaciones en los últimos 10 años. “Si comparamos los volúmenes de carne exportados hace diez años, el crecimiento resulta exponencial. En 2010 Argentina registraba exportaciones de carne vacuna -sin incluir menudencias y desperdicios- por apenas 160 mil toneladas peso producto. El 2020 acaba de cerrar con una cifra récord de 616 mil toneladas peso producto lo que equivale a un incremento del 285%, casi tres veces más de lo exportado una década atrás”, aseguraron desde la entidad.

Al mismo tiempo, explicaron que los principales mercados de aquel entonces no difieren de los actuales, aunque sí cambian radicalmente su participación. En 2010 Rusia representaba el 20% de las ventas totales, seguido por Israel y Alemania con un 17% de participación, Chile con un 12% y Estados Unidos, aun con sus vaivenes, llevaba un 4% de nuestras ventas totales. Entre estos cinco destinos se distribuía el 70% de las exportaciones argentinas, destacaron desde Rosgan.

Sin embargo, China sólo participaba con un 11%, mientras que ahora significa el 75 %. Según estimaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), el mundo, sin China, pasó de importar unos 6.000 millones de carne vacuna en 2010 a unos 6.500 millones en 2020. Es decir, Argentina solo ha acompañado el desarrollo del mercado sin lograr ganar participación dentro del conjunto.

Por su parte, el gigante asiático pasó de comprar en 2010 unas 17,5 mil toneladas anuales a más de 462 mil toneladas en el último año. Esto supone un crecimiento claramente exponencial del 2544% en diez años.

El informe elaborado por Rosgan destaca que China sin duda sigue mostrando una enorme solidez en sus tendencias de crecimiento en consumo de carne vacuna. De acuerdo a las últimas proyecciones publicadas hace pocas semanas el USDA, este año China aumentaría sus importaciones a 2,8 millones de toneladas, lo que significa un crecimiento del 2,8% sobre lo importado en 2020 y tres veces más en relación a su nivel de compras de hace cuatro años.

error: El contenido está protegido