La Mesa de Enlace: entre seguir en guardia y explorar un encuentro con Fernández

Fuente: Diario La Nación

Luego de haber mantenido una reunión con el presidente Alberto Fernández hace más de un año, en la Mesa de Enlace hay integrantes que creen que es momento de explorar un nuevo encuentro con el jefe de Estado para abordar la realidad del sector en medio de voces del oficialismo que piden «desacoplar» los precios de los alimentos de los valores internacionales de los granos. Este camino de un diálogo con el mandatario se cruza con otro: en la agrupación están en alerta para evitar que la intervención que ya hubo con el cierre de exportaciones de maíz se extienda a otros productos, como la carne y el trigo.

Fernández dialogó con la Mesa de Enlace cuando era candidato y después lo hizo el 23 de diciembre de 2019 tras ya como mandatario subir ese mes las retenciones a la soja, el trigo y el maíz. Después de esa oportunidad, no hubo más contacto del Presidente con la Mesa de Enlace como tal. Fernández solo tuvo una conversación telefónica con Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, en medio del conflicto por el intento para expropiar la cerealera Vicentin y se cruzó con Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), en medio de diversas charlas y actos con empresarios de otros rubros.

Cuando el Gobierno el 30 de diciembre pasado le puso un cepo a las exportaciones de maíz con la excusa de asegurar el abastecimiento interno para algunos eslabones de la cadena, la SRA, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Federación Agraria Argentina (FAA) respondieron con un paro de comercialización entre el 11 y el 13 del actual. No se adhirió Coninagro, que también integra la Mesa de Enlace.

El Gobierno levantó ese cepo reemplazándolo por un monitoreo sobre las exportaciones y se puso a negociar con una Mesa Sectorial sobre Maíz. Ofreció crear un fideicomiso con el fin de desacoplar los precios locales con parte de lo que se recauda por retenciones. Hasta ahora ese fideicomiso está en discusión, resistido por los productores, mientras se buscan mecanismos de cobertura o financiamiento para los compradores internos.

«Estamos viendo si puede existir una reunión con el presidente de la Nación o que Luis Basterra (ministro de Agricultura) llame a la Mesa de Enlace porque hay temas en discusión específicos de la producción», explicaron fuentes de la agrupación donde confluyen las entidades.

En la Mesa de Enlace aclaran sobre un eventual pedido de reunión a Fernández: «No hay nada definido dentro de la Mesa de Enlace, son charlas, comentarios».

«Queremos nos escuchen, todavía no hemos pedido formalmente una reunión pero no quita la pidamos», precisó.

En el ruralismo siguen de cerca los movimientos del Gobierno, sobre todo tras la intervención en el maíz y las palabras en diciembre pasado de la vicepresidenta Cristina Kirchner haciendo mención a alinear los precios de los alimentos.

«Dieron marcha atrás con el maíz, pero estamos atentos por la carne y el trigo», dijeron en la Mesa de Enlace, donde no descartan «reaccionar de nuevo» si hay intervenciones sobre esos productos.

Los dirigentes del agro saben de la presión de la Secretaría de Comercio sobre distintos sectores para evitar una tendencia alcista en los precios. En 2020, la canasta básica alimentaria aumentó 45,5%, casi 10 puntos arriba de la inflación.

El jueves pasado, funcionarios de los Ministerios de Agricultura, Economía y Desarrollo Productivo se reunieron con la Mesa del Maíz. Allí se habló de herramientas de financiamiento para el mercado interno.

Tras ese encuentro, la Mesa del Maíz mantuvo una reunión interna el viernes último. En un acta destacó que «dentro de las cadenas que integran la Mesa hay un consenso unánime respecto que no está en riesgo el abastecimiento de maíz en el mercado doméstico. El volumen de la cosecha es suficiente para cubrir la demanda interna y cumplir compromisos de exportación».

También apuntó que se avanzó en el desarrollo de herramientas de cobertura en el mercado de futuros «que facilitarán el acceso a la oferta a la demanda del mercado doméstico, tratando de igualar la capacidad de compra de todos los demandantes de maíz».

Según la Mesa del Maíz, se está hablando con el Gobierno para buscar instrumentos que faciliten la operatoria en los mercados de futuros.

«La propuesta de fideicomiso recibida por parte del gobierno, continúa bajo análisis debido a la complejidad que implica la cantidad de sectores involucrados, el armado, financiamiento, administración y distribución de los fondos», agregó la Mesa del Maíz.

error: El contenido está protegido