“A pesar del clima adverso, los productores argentinos siguen apostando al negocio”

Nota al Ing. Agr. Horacio Madero

Horacio Madero, director de la Compañía Argentina de Tierras, sostuvo que si bien hay interés por la compra de campos, “no hay urgencias” ni tampoco un ambiente político y económico que favorezca a las inversiones. Pero, a pesar del clima adverso, los productores argentinos siguen apostando al negocio, siendo los que actualmente están invirtiendo.

-¿Cómo viene el semestre en compraventa de campos?

-El mercado de campos venía desde hace tiempo con poca actividad. A partir de que asumió la nueva administración, con políticas hacia el campo que no son buenas. Hay algo de movimiento, pero de operaciones mayormente de rangos de 1 millón, 2 millones o 3 millones de dólares. No mucho más. Prácticamente no hay más, a uno le sobran los dedos de una mano para contarlas. Quienes compran en general es gente que ya tiene campo, productores. No hay mayores urgencias de uno u otro lado de concretar la venta. Sí hay interés. Se entablan negociaciones, se concretan negocios, pocos.

-¿No hay ofertas de campos o hay pocos compradores?

-Es un poco las dos cosas. Hay oferta, pero no mucha. Dentro de la oferta hay quienes realmente tienen decisión firme de venta por lo cual están dispuestos a flexibilizar su posición inicial a ver si pueden hacer un acuerdo. Hay otros que pusieron el campo a la venta, pero están pensando en valores que hoy el mercado no convalida. Recordemos que en Argentina en 2011 fue cuando se llegó al máximo valor de los campos. A partir de ahí empezó a destinar el precio de los campos, por una serie de circunstancias.

-¿Cómo ha sido la evolución de 2011 hasta ahora?

-En 2011-2012 fue el techo de valores en Argentina se produjeron dos hechos que impactaron fuerte en la operatoria de compraventa: la Ley de Tierras, que repercutió fuertemente en la compra de tierras por parte de extranjeros; el cepo al dólar, El juego de oferta y demanda hizo que los valores fueran bajando lentamente. Hoy podemos hablar que desde ese momento techo de valores precios en la Pampa húmeda que han bajado un 20% a 30%. El año pasado, con la pandemia, fue el último empujón hacia abajo, venían bajando 15% a 20% Todo ese clima no favorece o no entusiasma a los inversores. Un inversor compra cuando las condiciones del negocio le son muy favorables, sino prefiere seguir sondeando el mercado y viendo qué se puede hacer.

-¿Y en campos ganaderos?

-La tendencia es bastante parecida a la zona agrícola. Puede ser algo más atenuada. Un campo ganadero en Entre Ríos, se vendió en 2.200 la hectárea. Un muy buen campo ganadero del sur de Corrientes. En Entre Ríos hay que hablar de un campo bajo, de monte, US$ 1.600 a 2.000; los campos de costa o de bañado valen menos, entre US$ 800 y 1200/ ha.