Mercado de granos: Australia es el factor bajista en el trigo

Fuente: Diario La Nación

La Argentina ganó mercados para el trigo en los últimos años.

El USDA dio la sorpresa esta semana al publicar las primeras proyecciones de oferta y demanda para la campaña 2020/2021. En trigo, maíz, soja, aceite y harina de soja, el organismo proyecta un aumento en el consumo, que llegará a ser récord en todos los casos. También se proyectan volúmenes de producción global récord históricos para este grupo de commodities agrícolas.

En el caso del trigo el principal factor que tendrá impacto en nuestro mercado es la producción en Australia. Sucede que este país es, junto con la Argentina, el principal oferente de exportación de trigo del hemisferio sur, a contraestación del trigo del hemisferio norte proveniente de EE.UU., Canada, Europa y del Mar Negro. Y el dato más relevante es que durante las últimas dos cosechas Australia sufrió sequías consecutivas, que liquidaron buena parte de su producción y que le impidieron cumplir con sus compromisos de exportación hacia sus clientes habituales.

Ahí es donde apareció la oportunidad para la Argentina, que se vio reflejada durante la actual campaña 2019/2020 cuando los exportadores pudieron vender a terceros destinos, excluido Brasil, un porcentaje importante de nuestro saldo exportable. Esta situación fue la que provocó la suba de las primas del trigo argentino por sobre los trigos del hemisferio norte y, principalmente, sobre los precios del trigo australiano. Eran tiempos donde el trigo disponible se cotizaba a US$200 por tonelada en plena cosecha. En ese momento la oferta argentina era pan caliente para aquellos países que no podían recibir el grano australiano.

La Argentina pudo exportar entre 12,5 y 13 millones de toneladas, respectivamente, en las últimas dos cosechas, mientras que los australianos apenas exportaron entre 8 y 9 millones. No hubo dudas, el trigo argentino reemplazó al trigo australiano del portfolio de oferta en el mercado de exportación.

Entonces, el dato más importante aportado por el USDA en su informe de esta semana fue la producción de trigo de Australia, que el organismo proyectó en 24 millones de toneladas, con un volumen de exportaciones de 15 millones de toneladas. Un bombazo en la linea de flotación para el mercado de trigo argentino.

La gran incógnita que muchos productores deben estar pensando en estos momentos, ¿podremos vender el trigo a US$200 por tonelada en la campaña 2020/2021?

Sinceramente, las chances de que ello ocurra son hoy muy bajas, salvo algún cisne negro que impacte negativamente en la producción y en la exportación de algún país exportador de peso en el mercado mundial. Mientras tanto, el productor debe hacer sus márgenes con un precio de trigo de US$160, cotización a enero 2021, y no soñar con un precio de 200 dólares.