El mercado de invernada sigue con inercia alcista

Fuente: Diario Clarín rural

Aunque el precio del gordo parece haberse estabilizado, los terneros y las vacas mejoraron en las últimas semanas.

El mediano plazo se muestra atractivo para la ganadería y eso se refleja en la pujanza del mercado de invernada. A pesar de que los precios de la hacienda gorda parecen haberse estabilizado -novillos livianos, alrededor de los 94 pesos por kilo-, los terneros y vacas siguen mostrando pequeñas mejoras de entre 1 y 2 pesos semana a semana y los promedios ya se encuentran en valores muy atractivos.

El ternero de hasta 160 kilos ya alcanzó los 118 pesos por kilo, los de hasta 180 kilos están en 115 pesos/kilo promedio, y los de hasta 200 en 112. Los de 260 a 300 kilos llegaron a un valor de 98 pesos el kilo, mientras que los de más de 300 kilos, que tienen como destino irremediable el consumo en el corto plazo, son la única categoría de machos que cayó en las últimas semanas y se encuentra en 84 pesos por kilo.

Entre las hembras, hubo subas en las categorías livianas, pero las mejoras más importantes se observan en las categorías más pesadas, con las de 210-250 en 100 pesos por kilo y las de hasta 300 kilos llegando a los 96 pesos por kilo.

Entre las vacas se ven inversiones interesantes a largo plazo, con las vaquillonas con garantía de preñez en 44.000 pesos y las vacas usadas con cría en 20.000 pesos.